Mayo 25 2020

El libro de Proverbios es una colección de dichos cortos en el Antiguo Testamento destinados a infundir sabiduría en el pueblo de Dios. Es importante recordar mientras leemos que un proverbio es una declaración que generalmente es verdadera en principio, no una promesa universalmente verdadera. ¡Profundicemos juntos en la Palabra y permitamos que el Señor moldee nuestros corazones, nuestras mentes y nuestras vidas en Su sabiduría durante el próximo mes!

El capítulo 8 de Proverbios comienza con la personificación de la sabiduría, un marcado contraste con la adúltera del capítulo 7. El escritor del proverbio muestra que vivir sabiamente es vivir bien y buscar la sabiduría de Dios en lugar de las cosas de este mundo.

En los versículos 10-11, el escritor dice: » Opten por mi instrucción, no por la plata; por el conocimiento, no por el oro refinado. Vale más la sabiduría que las piedras preciosas, y ni lo más deseable se le compara.” Finalmente, la sabiduría se encuentra en Cristo Jesús, y nunca en las cosas que este mundo tiene para ofrecer.

En la siguiente parte de Proverbios 8, habla del «temor al Señor» (v.13) y del «consejo y el buen juicio» (v.14). En última instancia, la sabiduría dice: » A los que me aman, les correspondo; a los que me buscan, me doy a conocer» (v.17) El conocimiento es horizontal, pero la sabiduría es vertical … ¡proviene solo del Señor! Necesitamos buscarlo y amarlo con todo nuestro corazón, y él nos guiará.

Los versículos 22-31 hablan de cómo la sabiduría ha estado allí desde el principio, con Dios, y cómo Dios formó la tierra y estableció los cielos, pero lo más importante, cómo somos Su deleite. ¡Qué imagen tan maravillosa de nuestro Padre Celestial … el conocimiento de que el Dios de todas las cosas se deleita en nosotros, nos ama y quiere impartirnos Su sabiduría!

El capítulo termina con el escritor recordándonos las bendiciones que vienen cuando buscamos la sabiduría de Dios diariamente. En el versículo 34, dice » Dichosos los que me escuchan y a mis puertas están atentos cada día, esperando a la entrada de mi casa». ¡Debemos aprender a esperar en Dios, y eso es un proceso! ¡Pero podríamos perdernos si tenemos demasiada prisa, y las bendiciones que vienen junto con la sabiduría que Dios da siempre valen la pena la espera!

Proverbios 8

Llamado de la sabiduría

¿Acaso no está llamando la sabiduría?
    ¿No está elevando su voz la inteligencia?
Toma su puesto en las alturas,
    a la vera del camino y en las encrucijadas.
Junto a las puertas que dan a la ciudad,
    a la entrada misma, grita a voz en cuello:
«A ustedes los hombres, los estoy llamando;
    dirijo mi voz a toda la humanidad.
Ustedes los inexpertos, ¡adquieran prudencia!
    Ustedes los necios, ¡obtengan discernimiento!
Escúchenme, que diré cosas importantes;
    mis labios hablarán lo correcto.
Mi boca expresará la verdad,
    pues mis labios detestan la mentira.
Las palabras de mi boca son todas justas;
    no hay en ellas maldad ni doblez.
Son claras para los entendidos,
    e irreprochables para los sabios.
10 Opten por mi instrucción, no por la plata;
    por el conocimiento, no por el oro refinado.
11 Vale más la sabiduría que las piedras preciosas,
    y ni lo más deseable se le compara.

12 »Yo, la sabiduría, convivo con la prudencia
    y poseo conocimiento y discreción.
13 Quien teme al Señor aborrece lo malo;
    yo aborrezco el orgullo y la arrogancia,
    la mala conducta y el lenguaje perverso.
14 Míos son el consejo y el buen juicio;
    míos son el entendimiento y el poder.
15 Por mí reinan los reyes
    y promulgan leyes justas los gobernantes.
16 Por mí gobiernan los príncipes
    y todos los nobles que rigen la tierra.[a]
17 A los que me aman, les correspondo;
    a los que me buscan, me doy a conocer.
18 Conmigo están las riquezas y la honra,
    la prosperidad[b] y los bienes duraderos.
19 Mi fruto es mejor que el oro fino;
    mi cosecha sobrepasa a la plata refinada.
20 Voy por el camino de la rectitud,
    por los senderos de la justicia,
21 enriqueciendo a los que me aman
    y acrecentando sus tesoros.

22 »El Señor me dio la vida[c] como primicia de sus obras,[d]
    mucho antes de sus obras de antaño.
23 Fui establecida desde la eternidad,
    desde antes que existiera el mundo.
24 No existían los grandes mares cuando yo nací;
    no había entonces manantiales de abundantes aguas.
25 Nací antes que fueran formadas las colinas,
    antes que se cimentaran las montañas,
26 antes que él creara la tierra y sus paisajes
    y el polvo primordial con que hizo el mundo.
27 Cuando Dios cimentó la bóveda celeste
    y trazó el horizonte sobre las aguas,
    allí estaba yo presente.
28 Cuando estableció las nubes en los cielos
    y reforzó las fuentes del mar profundo;
29 cuando señaló los límites del mar,
    para que las aguas obedecieran su mandato;
cuando plantó los fundamentos de la tierra,
30     allí estaba yo, afirmando su obra.
Día tras día me llenaba yo de alegría,
    siempre disfrutaba de estar en su presencia;
31 me regocijaba en el mundo que él creó;
    ¡en el género humano me deleitaba!

32 »Y ahora, hijos míos, escúchenme:
    dichosos los que van por[e] mis caminos.
33 Atiendan a mi instrucción, y sean sabios;
    no la descuiden.
34 Dichosos los que me escuchan
    y a mis puertas están atentos cada día,
    esperando a la entrada de mi casa.
35 En verdad, quien me encuentra halla la vida
    y recibe el favor del Señor.
36 Quien me rechaza se perjudica a sí mismo;
    quien me aborrece, ama la muerte».

Versión Reina-Valera 1960 © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988.

Como dice en el versículo 35, » quien me encuentra halla la vida», ¡una promesa que vemos cumplida en el Nuevo Testamento, en la persona de Jesucristo!

Pregunta de discusión familiar:

¿Por qué crees que el autor nos dice que la sabiduría es mejor que las riquezas terrenales, como las joyas o el dinero? ¿Qué hace a la sabiduría mejor que las cosas de este mundo?

Mayo 25 2020

2 comentarios en «Devocionales Diarios: Mayo 25»

  1. Amen. Gracias a Dios que El nos instruye en todas las areas. Recuerdo cuando mi hijo estaba en High School , conocio a una china linda e inteligente comoEl, se hicieton novios , El logro varios reconocimientos y premios, se preparo para la Universidad, nos llego la carta de aceptacion , estabamos tan orgullosos,, toda la familia, pero, se gradua con honores; Y durante las vacackones nos participa que se quria casar. No podiamos creer, porque, estan tan jovenes; Ellos se mantubieron firmes; Los apoyamos, les hablamos de los proverbios, los instruimos y les dimos la. Bendicion. Gracias a Dios tienen un bonito matrimonio, con 3 niños y una niña,tan enamorados como cuando se casaron. El estudio y tiene un buen trabajo. Siempre Orando por sabiduria que Dios les guie, y guarde en todo tiempo! . Mi esposo y yo siempre fuimos un ejemplo en sus vidas. Gracias Padre Glorioso, por tu enseñanza ,tu amor y sabiduria. ❤ 🙏🙏😙

Los comentarios están cerrados.