Mayo 24 2020

El libro de Proverbios es una colección de dichos cortos en el Antiguo Testamento destinados a infundir sabiduría en el pueblo de Dios. Es importante recordar mientras leemos que un proverbio es una declaración que generalmente es verdadera en principio, no una promesa universalmente verdadera. ¡Profundicemos juntos en la Palabra y permitamos que el Señor moldee nuestros corazones, nuestras mentes y nuestras vidas en Su sabiduría durante el próximo mes!

En el capítulo 4 de Proverbios, el autor continúa dando instrucciones a sus hijos en el camino de la sabiduría. Alienta a su hijo a que busque diligentemente la sabiduría y la abrace, que siga el camino de la sabiduría en lugar del camino de los impíos, que se aparte de los malos caminos y permanezca en el camino de la vida.

En medio de esta instrucción paternal está este mandato: » Por sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque de él mana la vida» (Proverbios 4:23). El resto de las instrucciones que Salomón da a partir de entonces dependen de que se guarde el corazón; ¡la idea que está tratando de transmitir es que las influencias que permitimos en nuestros corazones terminarán determinando el curso de nuestras vidas!

Mantener una estrecha vigilancia en el corazón es un aspecto integral de la vida sabia, porque sin él, inevitablemente, terminaremos donde nunca pretendíamos estar. Si no mantenemos nuestros corazones bajo vigilancia, y permitimos que las cosas mundanas o malvadas entren sin pensarlo dos veces, no deberíamos sorprendernos cuando nuestros pies terminen vagando por donde nuestros corazones ya se han ido.

Proverbios 4

Beneficios de la sabiduría

Oíd, hijos, la enseñanza de un padre,
    Y estad atentos, para que conozcáis cordura.

Porque os doy buena enseñanza;
No desamparéis mi ley.

Porque yo también fui hijo de mi padre,
Delicado y único delante de mi madre.

Y él me enseñaba, y me decía:
Retenga tu corazón mis razones,
Guarda mis mandamientos, y vivirás.

Adquiere sabiduría, adquiere inteligencia;
No te olvides ni te apartes de las razones de mi boca;

No la dejes, y ella te guardará;
Amala, y te conservará.

Sabiduría ante todo; adquiere sabiduría;
Y sobre todas tus posesiones adquiere inteligencia.

Engrandécela, y ella te engrandecerá;
Ella te honrará, cuando tú la hayas abrazado.

Adorno de gracia dará a tu cabeza;
Corona de hermosura te entregará.

10 Oye, hijo mío, y recibe mis razones,
Y se te multiplicarán años de vida.

11 Por el camino de la sabiduría te he encaminado,
Y por veredas derechas te he hecho andar.

12 Cuando anduvieres, no se estrecharán tus pasos,
Y si corrieres, no tropezarás.

13 Retén el consejo, no lo dejes;
Guárdalo, porque eso es tu vida.

14 No entres por la vereda de los impíos,
Ni vayas por el camino de los malos.

15 Déjala, no pases por ella;
Apártate de ella, pasa.

16 Porque no duermen ellos si no han hecho mal,
Y pierden el sueño si no han hecho caer a alguno.

17 Porque comen pan de maldad, y beben vino de robos;

18 Mas la senda de los justos es como la luz de la aurora,
Que va en aumento hasta que el día es perfecto.

19 El camino de los impíos es como la oscuridad;
No saben en qué tropiezan.

20 Hijo mío, está atento a mis palabras;
Inclina tu oído a mis razones.

21 No se aparten de tus ojos;
Guárdalas en medio de tu corazón;

22 Porque son vida a los que las hallan,
Y medicina a todo su cuerpo.

23 Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón;
Porque de él mana la vida.

24 Aparta de ti la perversidad de la boca,
Y aleja de ti la iniquidad de los labios.

25 Tus ojos miren lo recto,
Y diríjanse tus párpados hacia lo que tienes delante.

26 Examina la senda de tus pies,
Y todos tus caminos sean rectos.

27 No te desvíes a la derecha ni a la izquierda;
Aparta tu pie del mal.

Versión Reina-Valera 1960 © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988.

¿De qué maneras nos sentimos tentados a bajar la guardia sobre nuestros corazones y a seguir las voces del mundo? ¿De qué maneras podemos asegurarnos de proteger nuestros corazones con una vigilancia renovada?

Pregunta de discusión familiar:

¿Por qué es tan importante asegurarse de que las cosas que consumimos (TV / películas, juegos, libros, música, etc.) honren a Dios? ¿Cómo dice este pasaje que todo eso nos afecta?

Mayo 24 2020

1 comentario en «Devocionales Diarios: Mayo 24»

Los comentarios están cerrados.