Mayo 23 2020

El libro de Proverbios es una colección de dichos cortos en el Antiguo Testamento destinados a infundir sabiduría en el pueblo de Dios. Es importante recordar mientras leemos que un proverbio es una declaración que generalmente es verdadera en principio, no una promesa universalmente verdadera. ¡Profundicemos juntos en la Palabra y permitamos que el Señor moldee nuestros corazones, nuestras mentes y nuestras vidas en Su sabiduría durante el próximo mes!

En Proverbios, capítulo 3, Salomón continúa dando consejos a su hijo para una vida sabia. Él le instruye a reconocer al Señor en todas sus formas, y le recuerda el valor de obtener sabiduría y cómo es el camino a la vida.

Salomón también advierte a su hijo que trate a los demás de manera justa y que haga el bien a su prójimo y no el mal. ¡Caminar en la sabiduría que Dios da significa no solo temerle y honrarlo, sino relacionarse con los demás de una manera que también lo honre a Él!

Todo esto se basa en las instrucciones de Salomón en el versículo 5: » Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteligencia». ¡Apoyarnos en nuestro propio entendimiento nos lleva a problemas, destrucción y muerte, pero confiar en el Señor, temerle y alejarnos del mal, es el camino de la sabiduría!

Tenemos que apoyarnos en el hecho de que Dios, el creador de todo lo que existe y quien lo hace funcionar, realmente sabe más de lo que nosotros sabemos y puede ver más de lo que nosotros vemos. Es algo fácil de aceptar para nosotros a nivel intelectual, ¡pero una cosa inmensamente difícil para nosotros realmente vivirlo! ¡Confía en Él y apóyate en Su vasta sabiduría e infinita comprensión!

Proverbios 3

Otras ventajas de la sabiduría

Hijo mío, no te olvides de mis enseñanzas;
    más bien, guarda en tu corazón mis mandamientos.
Porque prolongarán tu vida muchos años
    y te traerán prosperidad.
Que nunca te abandonen el amor y la verdad:
    llévalos siempre alrededor de tu cuello
    y escríbelos en el libro de tu corazón.
Contarás con el favor de Dios
    y tendrás buena fama entre la gente.
Confía en el Señor de todo corazón,
    y no en tu propia inteligencia.
Reconócelo en todos tus caminos,
    y él allanará tus sendas.
No seas sabio en tu propia opinión;
    más bien, teme al Señor y huye del mal.
Esto infundirá salud a tu cuerpo
    y fortalecerá tu ser.
Honra al Señor con tus riquezas
    y con los primeros frutos de tus cosechas.
10 Así tus graneros se llenarán a reventar
    y tus bodegas rebosarán de vino nuevo.
11 Hijo mío, no desprecies la disciplina del Señor,
    ni te ofendas por sus reprensiones.
12 Porque el Señor disciplina a los que ama,
    como corrige un padre a su hijo querido.

13 Dichoso el que halla sabiduría,
    el que adquiere inteligencia.
14 Porque ella es de más provecho que la plata
    y rinde más ganancias que el oro.
15 Es más valiosa que las piedras preciosas:
    ¡ni lo más deseable se le puede comparar!
16 Con la mano derecha ofrece larga vida;
    con la izquierda, honor y riquezas.
17 Sus caminos son placenteros
    y en sus senderos hay paz.
18 Ella es árbol de vida para quienes la abrazan;
    ¡dichosos los que la retienen!
19 Con sabiduría afirmó el Señor la tierra,
    con inteligencia estableció los cielos.
20 Por su conocimiento se separaron las aguas,
    y las nubes dejaron caer su rocío.

21 Hijo mío, conserva el buen juicio;
    no pierdas de vista la discreción.
22 Te serán fuente de vida,
    te adornarán como un collar.
23 Podrás recorrer tranquilo tu camino,
    y tus pies no tropezarán.
24 Al acostarte, no tendrás temor alguno;
    te acostarás y dormirás tranquilo.
25 No temerás ningún desastre repentino,
    ni la desgracia que sobreviene a los impíos.
26 Porque el Señor estará siempre a tu lado
    y te librará de caer en la trampa.

27 No niegues un favor a quien te lo pida
    si en tu mano está el otorgarlo.
28 Nunca digas a tu prójimo:
    «Vuelve más tarde; te ayudaré mañana»,
    si hoy tienes con qué ayudarlo.
29 No urdas el mal contra tu prójimo,
    contra el que ha puesto en ti su confianza.
30 No entres en pleito con nadie
    que no te haya hecho ningún daño.
31 No envidies a los violentos,
    ni optes por andar en sus caminos.
32 Porque el Señor aborrece al perverso,
    pero al íntegro le brinda su amistad.
33 La maldición del Señor cae sobre la casa del malvado;
    su bendición, sobre el hogar de los justos.
34 El Señor se burla de los burlones,
    pero muestra su favor a los humildes.
35 Los sabios son dignos de honra,
    pero los necios solo merecen deshonra.

Versión Reina-Valera 1960 © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988.

¿Cómo nuestras acciones a veces demuestran que realmente pensamos que somos más inteligentes que Dios en un nivel básico?

¿Cómo podemos alinearnos con la verdad y apoyarnos en Su comprensión en lugar de la nuestra?

Pregunta de discusión familiar:

¿Qué significa confiar en el Señor en lugar de apoyarse en nuestro propio entendimiento? ¿Cómo podemos asegurarnos de que confiamos en él siguiendo su camino en lugar de hacer solo lo que nos parece correcto?

Mayo 23 2020

4 comentarios en «Devocionales Diarios: Mayo 23»

  1. Amen. Gracias Padre! , Por tu amor tan grande para nosotros. Lo menos que podemos hacer es obedecerte, Tu Señor nos equipas con conocimiento, con una guia , con tus cuidados, con provicion, nos ayudas entodo tiempo ; en los buenos tiempos y en los tiempos de prueba! Gracias Señor. Ayudanos y fortalecenos, para que nunca nos apartemos de tu presencia, de buscarte cada dia, de buscar Tu direccion, en Todo lo que hacemos. ❤

  2. Amen! Oh mi Dios Gracias por que nos provees toda la dirección para andar en Tus caminos, ser obedientes a ti y honrarte. Ayúdame a utilizar Mi sabiduría Para acercarme más a ti, ser obediente a ti, amar al prójimo, ser reflejo de ti, y caminar bajo tus enseñanzas siempre. Gracias Mi Dios por Todo! DLB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *